El ramen instantáneo NO es malo para la salud

El ramen instantáneo es un producto muy popular y se consumen casi a diario en muchos países asiáticos. Ahora que también se han vuelto populares otras partes del mundo, surge la duda sobre qué tan saludables es.

¿No sabes qué son los fideos instantáneos?
Lea nuestra guía completa sobre el tema aquí.

En países como Japón y Corea del Sur es común cenar ramen instantáneo 3 o 4 veces por semana. Especialmente durante las pausas para el almuerzo o como bocadillo codicioso y nutritivo, estos platos son muy populares, se pueden preparar en pocos minutos y cuestan muy poco. Pero, ¿son recomendables para quienes quieren mantenerse saludables? ¡Descubrámoslo juntos!

Valores nutricionales del ramen

Cuando hablamos de platos «instantáneos» siempre debemos referirnos a una solución rápida a un costo insignificante para llenar el estómago, pero ciertamente no a una comida completa y sustancial. En tiempos de dificultades económicas, generaciones enteras de asiáticos han crecido alimentándose exclusivamente de estos productos y obviamente esto ha provocado una importante escasez de alimentos, especialmente en los segmentos más pobres.

El plato en sí, después de todo, tiene valores nutricionales poco saludables: el ramen está hecho con harina de trigo fortificada con formas sintéticas de nutrientes como hierro y vitamina B para ser más saciantes y saludables. Sin embargo, carecen de muchos nutrientes importantes, como proteínas, fibra, vitaminas (A, C, B12) y minerales (como calcio, magnesio y potasio).

¿Cuándo puede ser perjudicial para la salud el ramen instantáneo?

Evidentemente, a diferencia de los alimentos frescos, los alimentos envasados ​​contienen conservadores, emulsionantes, aromas muy ricos en sodio. Los productos químicos como el glutamato monosódico también son comunes (que desencadenan intolerancias molestas en muchos consumidores ). Después de leer todo esto, puede optar por evitar este producto absolutamente …

LEE TAMBIÉN  El ramen japonés instantáneo más famoso del mundo

… pero lo cierto es que, como la mayoría de la «comida rápida», el ramen instantáneo es una solución codiciosa y barata que se puede conceder fácilmente de vez en cuando, sin sentirse demasiado culpable. De hecho, consumirlo a diario puede ser perjudicial y conducir al desarrollo de enfermedades metabólicas y cardiovasculares, pero de vez en cuando es absolutamente inofensivo.

Cómo hacer que el ramen instantáneo sea más sabroso y saludable

Si quieres disfrutar de un buen plato de fideos asiáticos listo en unos minutos sin sentirte culpable, te aconsejamos que enriquezcas tu plato con ingredientes frescos. ¡El resultado seguirá siendo rápido y aún más delicioso! Por ejemplo, puedes agregar cebolleta (cebolla de cambray), zanahorias en tiras, espinacas, champiñones o un huevo duro.

Para mejorar el contenido de proteínas, ¡siempre es una buena idea incluir unas rodajas de tofu en la receta! Si por el contrario quieres limitar tu ingesta de sal, te invitamos a elegir un producto bajo en sodio como Maggi Fusian Yakisoba, que también se elaboran sin aceite de palma para ser más saludables y ecológicos:

¿Quieres seguir disfrutando de tu ramen favorito? Si quieres hacerlos bajos en sodio, puedes hacer lo mismo que hacen muchos asiáticos: usa solo la mitad de las salsas y condimentos. ¡Pero también agregue muchas verduras frescas, o use un buen caldo casero!