Shoyu: la salsa de soya japonesa para tu ramen

La salsa de soya (o soja) es quizás el condimento oriental más popular del mundo, gracias a su capacidad para hacer delicioso cualquier plato al que se le agregue.

Desde sushi, verduras, ramen, carne. Pues hay muchas variedades según la zona de origen, con gustos evidentemente diferentes que las hacen aptas para las recetas más diversas. Hoy veremos en detalle las características de la salsa shoyu, de origen japonés.

Que es shoyu y diferencias con otras salsas de soja

La salsa de soja se elabora combinando soja con trigo, sal, agua y el fermento koji. Cada tipo, ya sea japonés, chino o coreano, adquiere diferentes texturas y sabores según la concentración de estos ingredientes.

El shoyu más popular se llama Koikuchi, tiene un color típicamente marrón oscuro y un contenido de sal de alrededor del 16%. Luego está la variante Usukuchi, aún más salada y generalmente utilizada para la conservación de alimentos y comidas preparadas.

El tamari es más denso y se elabora casi exclusivamente con soja, mientras que el Saishikomi es una especie de concentrado más caro que los anteriores, obtenido reemplazando el agua con salsa de soja ya preparada. Por último tenemos la variante dulce, el Amakuchi, al que se le añade azúcar u otros edulcorantes en lugar de sal .

LEE TAMBIÉN  Ramen Shirataki: que son y por que los fideos konjac son dietéticos

La salsa de soja es el aderezo perfecto para decorar el ramen, tanto fresco como instantáneo: ya habíamos visto en este artículo cómo cocinarlos y cuáles son las mejores opciones de ramen instantáneo del mercado.

Kikkoman: la salsa de soja japonesa más famosa

Seguramente este nombre te resultará familiar: Kikkoman es, con mucho, la marca de salsa de soja japonesa más famosa del mundo. Se puede encontrar en las mesas de los restaurantes chinos, japoneses y coreanos, así como en los estantes de todos los supermercados occidentales y asiáticos.
La soja Kikkoman está disponible tanto en la variante clásica como en la dulce, que es menos salada con aproximadamente un 50% menos de sal y más valiosa ya que está doblemente fermentada.

La multinacional está presente en Europa desde los años 70, cuando abrió su primer restaurante en Alemania, mientras que desde los 90 también ha ampliado su producción en Estados Unidos.. Se estima que más de 7.000 personas trabajan actualmente para Kikkoman en filiales asiáticas, europeas y americanas, distribuyendo su deliciosa salsa de soja a lo largo y ancho de los continentes.

Actualmente, Kikkoman posee acciones en empresas asiáticas que forman parte de las industrias de licores, vinos, zumos de frutas, puré de tomate e incluso farmacéuticas. Elegir Kikkoman significa optar por materias primas genuinas de muy alta calidad y una excelente relación calidad-precio. Veamos las variantes más populares en Amazon.

Salsa de soja Kikkoman

Aquí hay un paquete maxi de 1 litro de salsa Kikkoman, elaborado solo con agua, trigo y sal. Perfecto para todas las preparaciones, es especialmente adecuado para ramen, tofu, carne, pescado, sushi y verduras. Elaborada con la auténtica receta de Kikkoman. El precio del paquete es de 9,10 € en Amazon.

Pros Contras
  • Receta original
  • Ingredientes genuinos
  • Versátil para diversos alimentos
  • Algunos la encuentran demasiado salada
LEE TAMBIÉN  Miso: que es y cual comprar para ramen

Kikkoman Salsa de soja menos salada 

Aquí está la versión de Kikkoman con menos sal: 43% menos de contenido que la receta original. P erfect para todos aquellos que buscan un sabor más delicado y suave. Elaborada con la adición de vinagre y azúcar, es una receta apta para vegetarianos y veganos. El paquete de 1 litro tiene un precio de solo 6,90 €.

Pros Contras
  • Reducida en sal
  • Receta vegana
  • Excelente relación calidad-precio
  • No se encuentran aspectos negativos

Salsa de soja fina shoyu: cuál comprar

Además del renombrado Kikkoman, hay muchas otras marcas de salsa de soja shoyu de igual calidad. En Amazon puedes descubrirlos y probarlos con unos pocos clics. Hemos seleccionado para ti las valiosas referencias más apreciadas por los usuarios.

Salsa de soja japonesa Yamaroku Kikubishio

Como anticipábamos, nos adentramos en el mundo de las salsas shoyu de fermentación múltiple, muy concentradas y con un precio muy superior a las clásicas. Esta receta de la marca Yamaroku Kikubishio está elaborada artesanalmente solo con los mejores ingredientes: al abrir el paquete se liberará un intenso aroma afrutado con mil facetas, que recuerda vagamente a cacao y caramelo sin abandonar su connotación típica de mar.

Pros Contras
  • Receta única y original
  • Aroma pleno y afrutado con toques de cacao
  • Excelente calidad
  • El costo es alto, sin embargo su sabor lo vale

Salsa de soja japonesa Yamaroku Tsurubishio Crane

Dejando apenas unos euros del anterior, nos encontramos con este shoyu de 4 años. Elaborado exclusivamente siguiendo la receta japonesa original, tiene una consistencia líquida y fina en general y un sabor muy rico y salado. El precio en Amazon ronda los 40 € por una botella de 500ml.

Pros Contras
  • Receta original
  • Hecho en Japón
  • 4 años de añejamiento
  • La gente la encuentra muy salada
LEE TAMBIÉN  ¿Qué son los fideos instantáneos y el ramen?

Kishibori Shoyu – Salsa de soja japonesa Artisinal Premium

Para los amantes del shoyu fino, aquí hay otro con un embalaje perfecto también para regalo. Es una receta original, envejecida un año en barrica, elaborada únicamente con ingredientes simples, genuinos y no transgénicos. Perfecto para entendidos y paladares superfinos, el envase de 720ml cuesta alrededor de 45 €.

Pros Contras
  • Ideal para regalo
  • Añejada en barrica
  • Ingredientes genuinos
  • No se encontraron aspectos negativos